El Centro Hispano aboga por un Dream Act “limpio”

Photo Caption: Eliazar Posada, el manager de abogacía e involucramiento de El Centro Hispano, ayuda a la comunidad local de inmigrantes creando conciencia sobre la necesidad de una versión “limpia” del Dream Act. (Fotografía por Caroline Bowyer).


El Centro Hispano, en coordinación con la organización El Pueblo en Raleigh, se manifestó en las afueras de la oficina del senador Thom Tillis en Raleigh el martes 23 de enero. Ambas organizaciones sin fines de lucro se juntaron para protestar a favor de una ley limpia que reemplazará al Dream Act.

De acuerdo a su sitio web, El Centro Hispano es una organización sin fines de lucro ubicada en Durham que trabaja para fortalecer la comunidad, construir puentes y abogar por la equidad y la inclusión de Hispanos y Latinos en el Área del Triángulo de Carolina del Norte.

Según el Pew Research Center, hasta el 2017 aproximadamente 800,000 jóvenes indocumentados han recibido un estatus legal y permisos de trabajo gracias a la ley firmada por el presidente Barack Obama, llamada Deferred Action for Childhood Arrivals, major conocida como DACA. Los recipientes del programa también se les llama “Dreamers” , o soñadores por su traducción al español.

Eliazar Posada, el manager de abogacía e involucramiento de El Centro Hispano, dijo que un Dream Act “limpio” es una ley que proveería a los recipientes de DACA una opción para naturalizarse como ciudadanos de los Estados Unidos, sin perjudicar a la comunidad de inmigrantes. Para Posada, eso significa “sin dinero para el muro de la frontera, sin medidas que ataquen a la comunidad de inmigrantes y sin un incremento en programas que traten deportar a más personas”.

Bridgette Richards, una abogada de inmigración en El Centro Hispano, dijo que los recipientes de DACA no deberían esperar a que el proyecto de ley se convierta en ley.

“Deberíamos hacer a esta gente ciudadanos ahora”, dijo Richards. “Y creo que eso es lo que la gente está intentando demostrar, que hay apoyo para encontrar una legislación que le dará a los recipientes de DACA un lugar legítimo en la sociedad”.

Sin embargo, Richards resaltó que volver a establecer DACA no es la meta definitiva.

“El resultado final es de verdad tratar de encontrar una manera para que las personas que tengan DACA puedan participar plenamente en la sociedad, y eso se lograría dándoles una opción para naturalizarse.”

Viviana Mateo, quien tiene 18 años ahora, ha tenido DACA desde los 15. Mientras se manifestaba en las afueras de la oficina del senador Tillis dijo que la manifestación demuestra que la gente ya no tiene miedo de defender en lo que cree.

“Estamos aquí afuera demostrando unidad en nuestra comunidad y como una injusticia hacia uno de nosotros es una injusticia hacia todos”, dijo Mateo. “Ahora más que nunca, nuestra comunidad se ha juntado y es fuerte y está lista para establecer un cambio. Ya no estamos en silencio. Estamos hablando sin reservas, encontrando la fuerza en nuestra comunidad y educando a la gente sobre los problemas”.

Mateo dijo que las organizaciones sin fines de lucro la han ayudado a mantenerse al tanto con respecto a DACA y el Dream Act “limpio”.

“Ellos me educan sobre muchos más problemas, no solo DACA, y tienen oportunidades para que yo me involucre directamente con el proceso de realizar un cambio”, Mateo dijo.

El Centro Hispano lleva a cabo distintos eventos todo el año. La organización se asocia con otras como Tuesdays with Tillis (Los Martes con Tillis) para planificar eventos de abogacía y crear conciencia.

También tienen clínicas para que la gente renueve sus permisos de DACA.

El 24 de febrero, El Centro Hispano va a presentar un evento llamado Conozca sus Derechos, o Know Your Rights en inglés para enseñarle a la gente los diferentes derechos que tienen, por ejemplo, cuando interactúan con la policía y otras agencias del gobierno.

Mateo dijo que votar es crucial para ayudar a los miembros de la comunidad en Durham.

“Ustedes tienen y pueden utilizar [el voto] para marcar la diferencia a través de la gente que eligen”, Mateo dijo. “Votar es un privilegio, que, desafortunadamente, no todos nosotros tenemos, así que definitivamente tienen que aprovecharlo y usarlo para ayudar”.

Posada dijo que los miembros de la comunidad de Durham pueden demostrar su apoyo aprendiendo sobre las dificultades que tienen los recipientes de DACA. También pueden patrocinar una renovación de DACA, la cual cuesta alrededor de $500.

“Todos los Dreamers han estado en este país durante la mayoría de sus vidas y conocen a este país como su hogar”, dijo Posada. “Contribuyen a la sociedad y a la comunidad de Durham puede llamar a sus representantes y senadores para poner presión, para que sepan que necesitamos una solución a este problema”.

Traducción por María Elena Vizcaíno. 

Caroline Bowyer is a sophomore broadcast major at the UNC-CH School of Media and Journalism. A Gastonia, N.C., native,she is serving this semester as social media coordinator for the Durham VOICE.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>