El Futuro presentará almuerzo benéfico anual justo antes de mudarse a Lakewood Shopping Center

Connie Garcia (izquierda), una de las recepcionistas y asistente clínica, y Christopher May (derecha) el director general, en la clínica de El Futuro ubicada en el downtown de Durham. (Fotografía for Marissa O’Neill)


El 2018 será un año excepcional para El Futuro, una organización sin fines de lucro basada en Durham.

El Futuro celebrará su almuerzo benéfico anual en el 9 de marzo. Dos meses más tarde, la clínica psicológica reubicará de su ubicación del centro de Durham a Lakewood Shopping Center.

El Futuro tiene como misión cultivar familias latinas y establecer comunidades más fuertes, proveyendo servicios para fomentar la salud mental y acabar con el abuso de substancias. Los servicios enfatizan el cuidado bilingüe y bicultural. Las estrategias que emplean para ayudar a los clientes son basadas en estudios científicos.

La organización sin fines de lucros ha logrado mucho desde su inicio humilde como un programa de las bases. El programa fue mandado psiquiatras, médicos, trabajadores sociales y líderes de la comunidad que ofrecían su tiempo como voluntarios al principio de los años 2000.

De acuerdo a el gerente de desarrollo de El Futuro, Christopher May, la ahora organización se esfuerza por sus metas en dos maneras principales: Primero, a través de dos clínicas: la primera abierta en Siler City, N.C., en 2006 y la segunda en Durham, en 2009, y segundo por sus programas educacionales y redes colaborativas.  

“Las familias que atendemos vienen a nosotros con mucha resiliencia, esperanza y potencial por el futuro. ¡Y qué privilegio es ser parte de una organización que ayuda ‘a cultivar familias más fuertes’”, dijo Kerry Brock, la directora de progreso y estrategia de El Futuro, quien reside en el norte del Condado de Durham. “Por hacer eso, nosotros también estamos nutridos, y nuestra comunidad crece más fuerte”.

El Futuro atiende clientes en 20 condados en Carolina del Norte. Algunos viajan a las clínicas físicas, mientras otros reciben terapia por teléfono o la cámara web, May dijo. Las clínicas, que aceptan clientes en cualquier caso de estatus migratorio o habilidad de pagar, atienden entre 1.500 y 1.800 individuos cada año.

“Aproximadamente 99 por ciento de la población atendemos está 200 por ciento o por debajo del nivel de pobreza federal”, dijo May.

Carolina del Norte es el hogar de casi un millón de Latinos. Mientras esta figura sigue creciendo, más familias latinas afrontan barreras que dificultan la posibilidad de vivir sus sueños, dijo Brock.

“Desde la falta de proveedores bilingües hasta la falta de entendimiento de dónde encontrar ayuda”, Brock dijo. “Demasiadas familias que han afrontado dificultades extraordinarias debido a pobreza y migración tiene problemas para acceder cuidado ayudable.”

En mayo, la clínica de El futuro del centro de Durham trasladará a Lakewood Shopping Center ubicado en Chapel Hill Road, en la parte suroeste de Durham. En 2016, el Scrap Exchange, una organización sin fines de lucro, compró locales vacíos en el centro comercial con intenciones de transformarlo en un centro para la comunidad llamado el Reuse Arts District (RAD), el Distrito de Artes para Reutilizar, por su traducción al español.

“Estamos emocionados por la oportunidad que eso lleva para la sinergia con otras organizaciones que atienden.en el área,” dijo May. “Podemos trabajar de manera más cercana y reducir la cantidad de viajes o coordinación necesaria entre estas familias que adquieren servicios de estas organizaciones.”

También, la ubicación nueva está más cerca al centro de la comunidad latina en Durham e incluye otros beneficios como estacionamiento gratis y más accesibilidad, May dijo. El nuevo sitio tendrá casi 50 por ciento más espacio clínico y convendrá los nuevos programas educacionales y de redes profesionales de la organización mejor, de acuerdo a May y Brock. La mudanza es parte de su visión de 10 años para expandir servicios de tratamiento en Carolina del Norte y desarrollar un modelo nacional, que incluye un centro de recursos para servicios de salud mental para latinos.

“El Futuro quiere ser capaz de educar otros haciendo este trabajo y, esencialmente, establecer un estándar de práctica, entonces, nuestra meta a largo plazo, en realidad, es convertirnos en un modelo nacional para la salud mental y el servicio de provisión del abuso de substancia  en la comunidad latina,” May dijo.

La Mesita es una red creada por El Futuro que conecta proveedores de salud mental trabajando con poblaciones latinos, alentando una comunidad que converse, comparta y aprenda.

“Este es trabajo difícil, y demasiado proveedores afrontan el aislamiento y el agotamiento como consecuencia,” dijo Brock. “A través de La Mesita, proveedores de todo el estado se fortalecerán en sus servicios, y más familias latinas obtendrán acceso al cuidado de calidad y de culturalmente sensible necesitan para revolver a sus sueños en el futuro.”

Actualmente, el programa incluye más de 200 miembros individuales en todo el estado. A través de La Mesita, El Futuro presenta un seminario web mensual, un foro de línea en curso y una cohorte de aprendizaje.

“La gente que atendemos son individuos muy resilientes”, dijo May. “Muchas veces ellos han pasado a través de mucho, bien sea en su país de origen, [durante el proceso de] inmigración o aquí como están adaptando a una nueva cultura. Mucho del estrés y ansiedad que vemos está relacionado con, digamos, estrés de aculturación.”

El equipo de El Futuro reconoce la importancia de compartir las historias de sus clientes con una audiencia más grande. El Proyecto de Manos es un esfuerza en curso de El Futuro para documentar y compartir el progreso de clientes por todo sus experiencias en la clínica. Fotos de las manos de clientes y reflexiones escritas bordean las paredes de El Futuro, creando un sentido de esperanza e inspiración para los clientes actuales, mientras respetan su privacidad.

“El Futuro es un lugar de refugio y curación para mucha gente”, dijo Luke Smith, el director ejecutivo de El Futuro, y uno de los dos psiquiatras empleados en la clínica. “Cada persona es especial y con cada persona celebramos como ellos progresan y regresan [al punto donde pueden] lograr sus sueños por un futuro más positivo”.

El Futuro cuenta con el apoyo de la comunidad para continuar sus esfuerzos en la salud mental y el cuidado del abuso de sustancias. El almuerzo benéfico anual es el 9 de marzo desde 11:30 a.m. a 1:00 p.m. Los patrocinadores incluyen BB&T, Duke Office of Durham and Regional Affairs, General Financial, Duke Health, UNC Health Care y otros.  

“Siempre nos encanta el almuerzo benéfico porque se siente como una celebración anual más grande de las familias latinas creciendo más fuertes”, dijo Brock.

El evento junta a individuos interesados en el trabajo con la misma comunidad. El almuerzo siempre les da energía a los empleados de El Futuro, vigorizando su sentido de determinación y entendimiento en la comunidad, de acuerdo a Brock.

Traducción por Marissa O’Neill y María Elena Vizcaíno. 

Marissa O'Neill of Huntersville, N.C., is a senior PR and Spanish major at UNC-CH. She is a staff writer-photographer for the Durham VOICE.


One thought on “El Futuro presentará almuerzo benéfico anual justo antes de mudarse a Lakewood Shopping Center

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>